viernes, 1 de mayo de 2015

En las tierras de Bengala (II).

   El hombre de la foto parece perderse en su memoria mientras mira lo que es la nada. Yo miro esa misma nada y veo el agua que caracteriza a los terrenos fangosos que piso en las tierras de Bengala. El nivel freático de estas tierras es muy alto y va en aumento. Construir se convierte en todo un desafío técnico para un país con pocos medios donde casi todo está por hacer. En terrenos fangosos europeos se han levantado gracias al micropilotaje ciudades tan hermosas como Venecia o el nostálgico barrio de la Baixa de mi siempre amada Lisboa. Pero yo también me abrumo junto al hombre de la foto al contemplar el vacío que queda en este preciso punto del planeta. Aquí la avaricia y la necesidad humana ejemplificaron la mayor catástrofe de la globalización un 24 de Abril de 2013. Aquel día este lugar fue portada de todos los medios de comunicación del mundo. Ese día se produjo el colapso del edificio comercial de 8 plantas conocido como Rana Plaza. Un drama que dejó un número tan elevado de muertos y víctimas que puso en jaque lo que era un claro ejemplo de un proceso global de producción en cadena. QUE SUS VÍCTIMAS DESCANSEN EN PAZ.

2 comentarios:

  1. Todos los lugares tienen interés y son vivibles, depende más de la persona y su actitud. Seguro que encuentras historias y personas fascinantes. Estuve un par de veces -Bangladesh- y no es un sitio fácil, pero ninguno lo es. Suerte en todo en tu nueva aventura. Abrazo

    David Jiménez.

    ResponderEliminar
  2. Todo un lujo recorrer Bangladesh a través de tu experiencia.Gracias

    ResponderEliminar